Google+

viernes, 19 de enero de 2018

Un año sin escribir en el blog

y eso.... ¿por qué?

Si yo me lo pasaba bien recordando lugares visitados, o buscando fotografías para subir al blog, o preparando algún montaje de video de ese lugar secreto... Entonces?

¡Y no será porque no hemos viajado! 

Bueno, fuese por lo que fuese, espero que el bloqueo haya pasado, por lo menos un poquito.

Tengo muchas cosas que me gustaría volver a recordar. Los últimos viajes, apenas los he repensado, casi no los he rescatado del cajón de los recuerdos.

En realidad el 2017 fue un año prolífico en viajes. Comenzamos casi el año en Budapest, y le siguió de nuevo a Asia en verano, con el mismo formato de otros veranos, tocando una islita de Tailandia, algún rincón nuevo de Bangkok y conociendo sin prisas un país nuevo, Myanmar.

Como colofón,  puente de la Constitución al País Vasco  y navidades en Lisboa.

Un año viajero del que sin embargo, estaba deseando abandonar.

El año nuevo ha empezado un poco supongo como todo el mundo, nuevos proyectos, nuevas ilusiones, nuevas promesas. De momento lo que llevamos me está gustando.

Me van los años pares y, espero poder decir cuando acabe, que ha sido un buen año.


Cosas que dejé de hacer en 2017:

- Dejé de bucear.
- Dejé de correr.
- Dejé de montar en bici.
- Dejé de subir a la montaña.
- Dejé de echarme una caña con mi padre los Sábados. (Me las echo sólo y demasiado a menudo).
- Dejé de hacer chistes por todo. Ahora solamente los hago para joder.
- Dejé de salir a escalar, aunque ya venía dejándolo hace tiempo.
- Dejé de cuidarme....

Cosas que voy a dejar este 2018:

Voy a dejar de lamentarme de las cosas que dejé y VOY A VOLVER A DISFRUTAR DE LA VIDA TAN BUENA QUE TENGO Y QUE A VECES NO SÉ VALORAR.


domingo, 5 de marzo de 2017

Escapada a Budapest en Febrero de 2017

 Si contáis con 4 días o, quizás un puente de viernes a Lunes, esta es una opción más que recomendable de escapada por Europa.

Vista del Parlamento desde Bathnany ter
El plan es el siguiente:

Un vuelo barato con Ryanair que, en algo menos de 3 horitas te planta en el aeropuerto de Budapest y en 3 días, asedio completo a la ciudad.

Si eres como nosotros y tienes pilas duracell, este es tu plan.

En esta breve entrada no os voy a contar lo típico de "qué ver en Budapest en tres días", en cualquier guía te lo explicarán mejor que yo además de que no tiene ningún misterio aparte de patear, patear y patear la ciudad.


domingo, 19 de febrero de 2017

Visitando el Norte de Vietnam. Hanoi

Dentro de nuestra #Rutadelescape2016 teníamos planeado visitar en un par de semanas los puntos principales del norte de Vietnam, dejando para otra posible ocasión el centro y sur del país. Seguimos así fieles a nuestra filosofía de viaje de caminar pausado, poco estrés, visitar poco y vivirlo mucho.

El inicio de nuestro viaje había sido la isla malaya de Kapas, muy cerquita de Kuala Terengganu, de manera que para llegar a Hanoi, volamos vía Kuala Lumpur con Airasia.

Nuestro vuelo tenía una duración de unas dos horas y media, de manera que, a las nueve de la mañana, estábamos aterrizando en el Aeropuerto Internacional de Noi Bai, al norte de la ciudad.


jueves, 24 de noviembre de 2016

Un lugar llamado Paraiso

Kapas verano 2016

Rubén, Susana y Duna, esos catalanes tan viajeros con quien tan buenos ratos hemos pasado desde el primer día que llegamos a la isla.

Los chicos argentinos que se buscaban la vida en Nueva Zelanda.

Cesar el ingeniero químico argentino que se busca la vida en Nueva Zelanda fregando platos para mejorar su inglés y poder trabajar de lo suyo en Australia o cualquier país que quiera un chaval honrado, trabajador y bien preparado. Con él aprendimos mucho de la situación en su país, bastante similar a la nuestra actualmente.

Paula y Sergio, los chicos de Vizcaya que habían dejado todo atrás y se iban un año a Australia a mejorar su inglés.

martes, 3 de mayo de 2016

Visitando los arrozales de la columna del dragón en Longsheng.

Después de unos fantásticos días en Yangshuo, tocaba seguir camino en nuestra #Rutadelescape 2014.
Al norte de la provincia de Guilin se encuentran las tierras altas donde la belleza de los cultivos en terraza de arroz ha hecho de este lugar visita imprescindible en toda ruta que se precie por China. Esta parte del país se conoce como los bancales de la columna del dragón, por la forma de los surcos de los arrozales que recuerdan a las escamas de la piel de los dragones. La mejor época del año para disfrutar de este espectáculo es sin duda tras la época de lluvias estival,  ya que encontraremos estas terrazas en su máximo esplendor.