domingo, 6 de abril de 2014

Wat Saket. En el Templo de la Montaña de Oro

Este templo no es de los lugares más conocidos de Bangkok, pero guarda en su interior una de las mejores vistas a mi parecer de la ciudad.

Si contáis con el tiempo suficiente, os recomendaría una breve visita a este templo de gran belleza.

If you are in Bangkok, you must visit the Golden Mountain Temple 

Golden Mountain

El Wat Saket es un templo construido en lo alto de una colina artificial cuya historia es bastante interesante. Durante sus primeros años sirvió como crematorio en el que fueron entrerrados miles de cuerpos, pudiendo incluso pueden verse algunas de las tumbas en la ladera de la colina. Posteriormente, durante el reinado de Rama III, se intentó añadir una estupa en lo alto, intento que fracasó por el colapso de la construcción debido al peso soportado. Esos mismos cascotes y escombros son los que con el tiempo dieron lugar a la colina cuya cima fue finalmente coronada con una estupa por el Rey Rama IV. Reliquias de los restos de Buda fueron traídas desde Sri Lanka, dedicándose desde entonces este templo a la oración.

Si queremos llegar a la cima del Phu Khao Thong (Monte Dorado), deberemos estar dispuestos a subir sus 318 escalones que nos guiarán, rodeando la colina, hasta el lugar en que se encuentra la estupa y una terraza desde la que podremos disfrutar de una vista impresionante de la ciudad de Bangkok.

Bangkok 2013
Wat Saket 
Bangkok 2013
Vistas de Bangkok desde la colina

Bangkok 2013

Decidimos visitar este templo la última tarde de nuestra tercera visita a Bangkok. ¡Qué pasada!, - hemos viajado a Bangkok tres veces en estos tres años - El Sudeste de Asia realmente engancha, llevamos esta ciudad en el corazón y ya siempre formará parte de nosotros.

Me encanta escribir sobre Bangkok. Me obliga de alguna manera a recordar los días pasados pateando la ciudad y escudriñando sus incontables rincones. No se a vosotros pero a mi me da mucha rabia que el tiempo vaya borrando poco a poco los detalles más pequeños de aquellos momentos vividos con tan grande intensidad. Los olores, el ruido de las calles o las sonrisas de los niños se van desvaneciendo y dejan paso a un recuerdo casi plano al que no puedes sino mirar con nostalgia y anhelo.

Golden Mountain
Realmente pienso que, por encima de conocer lugares nuevos o diferentes culturas, sobretodo ello está esa sensación, difícilmente descriptible, que tenemos cuando estamos metidos de lleno en faena, cuando nos sentimos como el puntero azul del google maps, ahí... a miles de kilómetros de casa y rodeados de todo por descubrir.... Una droga a la que no puedo, no quiero, ni querré nunca desengancharme. 

lunes, 31 de marzo de 2014

10 cosas que hacer en Singapur.... y cuatro más

Singapur es Singapur, no tiene nada que ver con el resto de sus vecinos del Sudeste de Asia, de manera que si vais en busca de arrozales, selvas, playas... este no es vuestro lugar.
Singapur como la Galia de Axteris y Obelix, un reducto occidental rodeado del paraíso que conforma el Sudeste de Asia. A caballo entre la Europa más colonial y el lujo de ciudades de Oriente como Dubai o Abu Dhabi. Te podrá gustar más o menos, pero de seguro que no te dejará indiferente.

Si te ocurre como a nosotros y te conviertes en un yonki total del Sudeste de Asia, repitiendo año tras año, más tarde o más temprano pasarás por aquí. En nuestra primera Ruta del Escape tuvimos la oportunidad de conocer esta ciudad / país.
El verano pasado nos dejamos caer de nuevo por aquí, ya que desde Singapur volábamos hasta Sydney y pudimos indagar un poco más escudriñando nuevos rincones o explorando con mayor intensidad los que ya habíamos visitado anteriormente.

De nuestras dos visitas a Singapur se desprende esta lista con las visitas y actividades que a nuestro parecer son imprescindibles.

1. Visitar el zoo.
Si viajáis con tiempo suficiente, no está de más pasar una mañana el el zoo de Singapur, uno de los mayores del mundo, rodeado de bosque por todas partes y que cuenta con más de 2000 especies de animales. Lo que más me gustó de este zoo fue que los animales parecían estar muy bien cuidados y tratados. El tigre blanco, los orangutanes de Sumatra, los gorilas de espalda plateada o el rinoceronte rojo son algunos de los símbolos del Parque.

Zoo de Singapur

Zoo de Singapur

2. Comer en el Food Court del Marina Bay.

Qué decir de este sitio!, una vez ves el Marina Bay por fuera ya te vas haciendo a la idea de que dentro te vas a encontrar un pedazo de planta solamente para darle rienda suelta a nuestro paladar. Lo más difícil será probablemente donde elegir la comida pues tienes una oferta brutal, todo te lo cocinan delante y al instante. Sushi en el japonés, cocina vietnamita, pato laqueado en el chino, Pad Tai estilo Malasio, pizzas para los menos aventureros gastronómicos, filetes de carne a la brasa, montañas de verduras en tempura, hamburguesas... y eso solamente para comer que luego vienen los postres, dulces de todo tipo, tartas, brochetas de fruta con chocolate.... Recomendable una visita sin haber desayunado mucho.
Singapur Verano 2013

3. Pasear y ver anochecer en los Gardens by the Bay (los jardines detrás del Marina Bay Sands)

La primera vez que visitamos la ciudad no sabíamos que detrás del impresionante hotel había unos jardines tan chulos. Esta segunda vez pasamos buena parte de la tarde paseando por el lugar y haciendo fotos sin parar. Cuando cae la noche hacen un espectáculo de luces y música que está muy bien. Recuerdo que fue una buena manera para dar por terminado nuestro verano.

Singapur Verano 2013

Singapur Verano 2013

4. Pasear por Orchard Road y quedarnos boquiabiertos.

Al noroeste de la ciudad se encuentra uno de los imprescindibles en una visita a Singapur. Orchar Road es una larga avenida rodeada de árboles giantes en la que encontraremos grandes centros comerciales e inmensas tiendas de las principales firmas.
Un tranquilo paseo por la calle Orchard entre el lujo de los centros comerciales, parando al disfrute de los improvisados espectáculos en la calle que atraen la atención de los miles de turistas que allí se dan cita. A cada pocos pasos encontramos música en directo, guitarra y un ampli enchufados a una batería de coche, espectáculos de magia al aire libre, break dance, todo cabe en Orchard Road. 
Te puede gustar más o menos pero no hay duda de que es algo que no se ve en todos sitios. El choque es brutal sí vienes de cualquiera de sus países vecinos. No es mi lugar preferido pero si es un punto de paso seguro para viajar por el sudeste de Asia con conexión a Australia.

Singapur Verano 2013
5. Hacernos una fotografía en el Parque de Merlión.

El Merlión, mitad pez y mitad león, es el símbolo de la ciudad. Una buena opción es venir hasta el parque a media tarde, pasear tranquilamente junto al agua haciéndonos las fotos de rigor y esperar a que llegue la noche para contemplar el espectáculo de luces del Marina Bay desde este lugar.

Singapur Verano 2013

Singapur Verano 2013

6. Alojarnos en Little India y vivir la vida de esta zona de la ciudad que nunca duerme.

Durante nuestra segunda visita a la ciudad decidimos alojarnos en pleno corazón del Barrio Indio. Nos alojamos en el Broadway Hotel en el 195 de Serangon Road, a tan sólo unos metros de la parada Little India del metro. Es un hotel básico, una habitación minúscula y una ducha de lo más austera pero para los precios de Singapur no estaba mal y en pleno centro del bullicio de Little India que siempre es una experiencia. Recuerdo que para el desayuno caminábamos hasta un pequeño centro comercial en la misma parada del metro donde servían unos desayunos geniales.

Singapur Verano 2013

Singapur Verano 2013

Singapur Verano 2013
    
7. Poner el cuerpo y el alma en armonía con las oraciones budistas del Templo de la Reliquia del Diente de Buda en  New Bridge Road, en Chinatown.

Este es, para mí el templo más bonito de Singapur, nos lo encontramos casi de repente, cuando aún andábamos situándonos en el plano y nos encantó.

3

Singapur Verano 2012

8. Probar el Singapur Sling en la terraza del Raffles Hotel.

Un clásico entre los clásicos, el Raffles Hotel es el símbolo de la época colonial inglesa de Singapur. Probar el Singapur Sling en su terraza nos trasladará sin duda a esta época... Yo me eché una birra fresquita en lugar del cocktel... creo que también vale no?

5

Singapur Verano 2012
  
9. Echar una pinta de cerveza en Boat Quay.

En la orilla sur del río Singapur encontramos este bulliciosos lugar repleto de bares y restaurantes. Tomar una copa en una de sus muchas terrazas o cenar camino del Fullerton Hotel una mariscada a la orilla del río, son buenas opciones para la noche Singapuriense.

Singapur Verano 2013


Singapur Verano 2013

Singapur Verano 2013

10. Visitar la Isla Sentosa.

Estos Singapurienses son de lo que no hay. Que no tenemos playa, pues nos la inventamos, pero no una playa normal, queremos lo más... Y es lo que tienen en ese lugar, tan impresionante como aséptico. Se han montado una playa los tíos por todo lo alto, rodeada de espectáculos para todas las edades, piscinas con olas para hacer surf al más puro estilo californiano, partidos de voley playa, puentes colgantes entre playa y playa, y todo lo que se te pueda pasar por la cabeza, ... .pero no hay nadie en el agua, ni en la arena,... ni en ningún lado. Están todos metidos en las tiendas y la zona del parque de atracciones al estilo disneylandia. Quizás y, si vamos sobrados de tiempo, una mañana aquí no esté mal, pero personalmente dejaría esta visita para el final.

Singapur Verano 2013

11. Pasear y comer en Kampong Glam, el barrio árabe.

No llega a tener la importancia de Chinatown o de Little India, pero dedicar un rato a esta parte de la ciudad no defraudará. Lo más representativo es La Gran Mezquita del Sultán, la más importante de Singapur, y Arab Street, calle repleta de tiendas de telas, perfumes o especias.

4
La Gran Mezquita del Sultán
12. Ir con tiempo para coger nuestro vuelo al Aeropuerto Internacional de Changi.

El mismo aeropuerto es una visita en sí a la ciudad. No he visto nunca un aeropuerto como este, puedes estar horas paseando por los cientos de tiendas, disfrutando del glamour y el lujo de la decoración de cada rincón y si te cansas de caminar, siempre podremos darnos un masaje reparador a nuestros doloridos pies en las máquinas de masaje que podemos encontrar.

1

13. Un lugar especial para cenar.

Desde el Parque del Merlión hacia el centro comercial Esplanade (el que tiene forma de durian), encontramos una zona de pequeños locales al aire libre donde poder cenar estupendamente. La especialidad como no podía ser de otra manera es el cangrejo de bahía. Los puestos están ordenados con letras en función de su limpieza e higiene.

Marina Bay
Vista del Marina Bay desde los puestos en la calle de comida

Singapur Verano 2013
Skyline de Singapur y el Parque del Merlión
Me dejo en el tintero muchas otras cosas más que ver y que hacer en esta ciudad como subir al Flyer, visitar el templo hindú Sri Mariamman, el chilli crab, el Fullerton Hotel.... unos días por aquí que sabrán sin duda a poco. Una buena manera de descubrir nuevos rincones de la ciudad es elegir este lugar como punto de entrada o salida en nuestra ruta por el Sudeste de Asia.

domingo, 9 de marzo de 2014

Australia. Nuestra Ruta por la Great Ocean Road

Situada al sur de Australia, la Great Ocean Road (GOR) es uno de esos "imprescindibles" que nunca deberían de faltar en un buen proyecto de viaje a este país.

Great Ocean Road
Con este nombre es como se conoce a nivel mundial a la Highway B 100, que bordea buena parte de la costa sur del país, algo así como la Big Sur o la Ruta 66 en Estados Unidos. Esta autopista tiene su origen en los alrededores del pueblo surfero de Torquay a una hora en coche más o menos desde Melbourne, para terminar en la ciudad de Portland a 293 kms de distancia. Durante este trayecto, la GOR serpentea a lo largo de la costa cruzando ríos, acantilados, playas, Parques Nacionales, pequeños pueblos de pescadores y un sin fin de maravillas que dificilmente se pueden explicar con palabras.


¿Cómo llegamos hasta la Great Ocean Road?

Bien, todo ello va a depender de la ruta que llevemos planeada, del tiempo de que dispongamos para visitar el país, etc...
Si el tiempo que tenemos no es problema, y hemos optado por la opción de alquilar una furgo o una caravana para  movernos por el país, os diré... que me dais mucha envidia y que no tengo mucho más que añadiros pues estoy seguro que ya andaréis dándole vueltas al tarro con un mapa de Australia encima de la mesa viendo todas las posibilidades jejeje. De todas formas, más tarde o temprano acabaréis cayendo por los lugares que a continuación voy a explicar y quizás esto os pueda ser de ayuda.

Para los que el tiempo es oro y nuestra ruta es más bien apretada con mucho para ver y el tiempo algo justito, hay tres posibilidades:

La primera de las opciones podría ser desde nuestro hotel en Sydney, donde encontraremos sin duda folletos de información para visitar la GOR en escapadas de 1, 2 o 3 días con precios que rondan entre los 95$ y los 350 - 400$. Aunque la excursión de 1 día se queda sumamente pobre, el resto de paquetes pueden ser interesantes para quien no quiera alquilar un coche y hacerlo por su cuenta.

Las otras dos opciones, para mí inmensamente más atractivas, pasan por alquilar un coche y recorrer a tu manera esa maravilla de lugar, marcando tú los tiempos, las paradas y los días que vas a querer disfrutar del recorrido. Echarle valor.... merece la pena, y no tengáis mucho miedo a conducir por la izquierda, cuando llevas unas horas, solamente te echas a llorar en las rotondas.

Si decidimos alquilar un coche, lo normal sería hacerlo desde Melbourne, bien en el mismo aeropuerto o el la ciudad. Desde allí hay una hora de camino más o menos hasta Torquay.

Hay una tercera opción que para nosotros resultó más atractiva, alquilar el coche desde el aeropuerto doméstico de Avalon, una pequeña localidad al sur de Melbourne y a muy pocos kilómetros de Torquay. La proximidad a la GOR, los horarios de los vuelos desde Sydney, así como el precio de los mismos, nos hizo decantarnos por esta opción.

Después de un pequeño magrugón en Sydney, estábamos aterrizando el el pequeño aeropuerto de Avalon. Una vez en tierra, simplemente tuvimos que acercarnos hasta el pequeño stand de Europcar para recoger la llave de nuestro coche, que previamente habíamos reservado desde España.... Comenzaba nuestra aventura por la GOR.  

Salimos desde el parking del aeropuerto con destino a la ciudad de Geelong, a una media hora de camino,  lugar en el que hicimos una breve parada para recoger un GPS para el coche opción que, sin embargo no es muy necesaria pues todo está perfectamente señalizado pero, en fin, en USA nos vino genial así que.... a la saca!!.

Desde Geelong tomamos la salida hacia la B100 dirección Torquay a 23 kilómetros y punto de inicio de la Great Ocean Road. Lo ideal allí es buscar el punto de información turística y coger un mapa de la GOR, a partir de ese momento todo se vuelve transparente, pues en el plano vienen todos y cada uno de sus rincones marcados. El echo de conducir por la izquierda nos estresó durante buena parte de la mañana e hizo que nos fuéramos de Torquay sin mapa.... Recordad: Relax a tope, estamos de vacances!!

1.- Torquay:

Torquay es el lugar de origen de algunas de las marcas de ropa surfera por excelencia como son O´Neill o Billabong, allí mismo hay una cala con rompientes donde se podía ver algunos intrépidos haciendo surf en un mar que daba miedo mirarlo. Ahora se entiende porque no temen el ataque de un tiburón... ya tienen bastante con las olitas.

Great Ocean Road
Nuestro primer encuentro con los surferos cerca de Torquay
2.- Surfing, Bells Beach

Nos metemos de lleno en la B100 dirección Oeste, bordeando la costa durante todo el trayecto y, tan sólo un puñado de kilómetros más adelante encontramos uno de los puntos estrella del recorrido, Bells Beach, playa que se ha hecho mundialmente conocida para el público ajeno al mundo del surf por ser donde se rodó el final de la película Breakpoint ó Le llaman Bodhi, ya sabéis la de Keanu Reeves y Patrick "Chuais". El viento y la lluvia que nos acompañaba esa mañana le daba un aspecto salvaje y duro a la escena.

Great Ocean Road
Playa de Bells Beach
3.- Anglesea

En este pequeño pueblo hay otro punto de información donde, esta vez si, cogimos nuestro mapa de ruta. Una parada aquí se hace imprescindible e nuestro camino. Primero porque el pueblo es precioso y, segundo porque puedes ver canguro hasta aburrirte. Si queréis saber algo más sobre nuestra visita a Anglesea os dejo el enlace a la entrada del blog donde os cuento como fue la experiencia. CLICK

Great Ocean Road
¡¡Qué hay de nuevo viejo!!

4.- Lorne

A unos 30 kilómetros de Anglesea se encuentra el pequeño pueblo de Lorne. Hicimos una breve parada para comer algo en un pequeño local junto a la carretera. Desde aquí sale una carretera que se adentra en el bosque y que en unos kilómetros nos acercará hasta las Erskine Falls, el tesoro escondido de Lorne. Aquí en la GOR encontraremos tesoros como éste en cada curva, a cada kilómetro y muchas veces será difícil decidir cual ver o cual dejar atrás, todo dependerá del tiempo que tengamos para hacer nuestra ruta. Nosotros decidimos finalmente no subir a las cataratas y dejarlo para la vuelta, y seguimos camino. Pero... ¿Por qué?. El motivo principal era que queríamos estar en los Doce Apóstoles justo en el ocaso para poder ver incomparable espectáculo de la puesta de sol desde su mirador.

Great Ocean Road
Una imagen de Lorne
5.- Kennet River

A tan sólo unos minutos de Lorne, encontramos en la carretera una curva y unas casas alrededor de un arroyo, se trata de Kennet river, marcado con una señal junto a la carretera. Desde allí parte un camino en dirección a un bosque arbolado. Se trata de Eucaliptos entre los que es posible avistar nuestros primeros koalas en libertad.

Great Ocean Road
Primeros Koalas en libertad
6.- Apollo Bay

Este es uno de los pueblos más auténticos que he visto. Es precioso lo mires por donde lo mires. Nos recordaba a aquellos pueblos de La Mancha cuya vida se desarrollaba junto a la carretera que los atravesiesa, desterrados ahora inevitablemente por las autovías.

Tiendas de ropa surfera, bares, pequeños hotelitos con encanto extraordinario y un minimercado se extienden a lo largo de la carretera. En la salida del pueblo, un pequeño campo de golf junto al embarcadero. Completa la estampa una bucólica playa de arena fina, al cobijo de la verde montaña y con el arco iris al fondo. Apollo Bay es además uno de los principales destinos vacacionales de la gente del sur del continente.

Aquí pasamos la segunda noche en nuestra ruta por la GOR. El hotel en el que nos alojamos fue el  Apollo Bay Waterfront Motor Inn, situado en la carretera, junto a la gasolinera. Se trata del típico hotel de carretera pero dotado de habitaciones amplias y completísimas, por tener teníamos hasta una manta eléctrica dentro de la cama. La chica de la recepción no podía ser más adorable. Guardamos un gran recuerdo de ese lugar al que sin duda volveremos.

Great Ocean Road
Eva intentando tumbar el letrero de la ciudad

Great Ocean Road
Una estampita de Apollo Bay

Great Ocean Road
... y su playa, perfecta para pasear en invierno
7.- Cape Otway.

Great Ocean RoadPara que os hagáis una idea, desde Apollo Bay hasta los Doce Apóstoles hay unos 88 kilómetros, y el tiempo que empleamos en hacer este recorrido fue de unas 3 horas.
Nada más pasar Apollo Bay, la B100 abandona la costa y se adentra en el Great Otway National Park. El paisaje se vuelve verde completamente y nos movemos entre amplios pastos y frondosos bosques . Es frecuente ver ovejas, vacas, caballos junto a las pequeñas granjas donde existe la posibilidad de probar diferentes productos elaborados de manera artesanal.



Great Ocean Road
El Faro de Cape Otway.... solamente hay un sitio desde el que es posible hacer esta fotografía ¿Sabéis cuál es?

Great Ocean Road

Cuando estábamos metidos de lleno en la naturaleza, rodeados de elevados árboles, llegamos hasta el desvío hacia el Cabo de Otway (Cape Otway). Tomamos este desvío pero no con la intención de llegar hasta el mar en busca del Faro de Otway, esa visita la queríamos dejar para la jornada siguiente. Nuestra intención era la de llegar hasta el inicio de la carretera que conduce al camping, pues habíamos leído que en áquel lugar se podían ver con facilidad koalas en libertad.
Se nos hizo largo hasta llegar a este desvío pero, nada más cogerlo, tuvimos que apartar el coche a la cuneta  para barjarnos, totalmente emocionados, pues en casi todas las ramas de los eucalíptos sobre la carretera había koalas tumbados panza arriba. Un espectáculo genial...
Después de un rato disfrutando de la vista de estos bichillos, deshicimos el camino andado hasta la B100 y pusimos de nuevo rumbo hacia los Doce Apóstoles, con el tiempo algo justo para ver el atardecer.

Great Ocean Road
Koalas en los árboles junto a la carretera al camping de Otway

Great Ocean Road
Esta es Lala
8.- Los Doce Apóstoles

Cuando ya empezábamos a desesperarnos y pensábamos que se nos hacía de noche en la carretera, llegamos hasta el puesto de helicópteros donde se hacen las visitas aéreas sobre la zona. Justo a unos cien metros estaba el desvío al parking de Los Doce Apóstoles. Dejamos el coche y, a la carrera, nos dirigimos hasta el mirador.... Justo a tiempo. - Era cierto, con las luces del ocaso, el espectáculo es impactante - Las fotografías no hacen justicia de la magnitud de este lugar. Paseamos por los escalones de madera arriba y abajo sin para de tomar fotos hasta que se hizo totalmente de noche. Desde aquí estábamos a tan sólo unos kilómetros de nuestro Port Campbell, donde teníamos previsto pasar la primera noche en la GOR.

Great Ocean Road
Los Doce Apóstoles al atardecer.... sin palabras!!

Great Ocean Road
.......
9.- Port Campbell

Port Campbell no es ni siquiera un pueblo, a su lado Apollo Bay parece Madrid, tan sólo son unas casas a lo largo de dos o tres manzanas. Además, estamos en invierno, temporada baja, y no había un alma por sus oscuras calles. No está de más traer un frontal para pasear por la noche. En su verano en cambio es destino vacacional para muchos australianos, y la mayor parte de las casas son sus segundas residencias.

Teníamos hambre después de tan larga jornada así que decidimos darnos un buen homenaje. Echamos mano esta vez de la tecnología para decidir el lugar... Según Tripadvisor el nº 1 era una pizzería y ..., justo al lado. Resultó que en Port Campbell solamente hay tres bares con lo cual es relativamente sencillo ser el número 1 del lugar. Finalmente cenamos estupéndamente en el único de los locales donde había algo de gente.

Nuestro lugar de descanso en Port Campbell fue el "Summers rest units" pequeños bungalows con jardincito y todo a un precio bastante aceptable. Tampoco tiene mucho mérito tener jardín donde todo es verde... digo yo.

A la mañana siguiente salimos temprano para aprovechar el día lo más posible. En primer lugar nos dirigimos unos kilómetros más adelante de Port Campbell para ver el London Bridge y Loch Ard Gorge, dos conocidas formaciones rocosas en la orilla del mar. Este fue el punto más alejado de la GOR que hicimos. Desde aquí nos encontramos a 76 kilómetros de Warrnambool, localidad en la que espectáculo más famoso son los avistamientos de ballenas, pero ..., decidimos dejarlos para otra ocasión espero no muy tardía.

Great Ocean Road
El London Bridge

Great Ocean Road
Loch Ard Gorge

Great Ocean Road
Una nueva paradita para ver los Doce Apóstoles, esta vez por la mañana
Dependiendo del tiempo que tengamos nuestra visita a la GOR será diferente, hay gente que este segundo día tiene que volver a Melbourne, por lo que no es mala opción regresar por el interior hasta Colac y de hay coger la autopista, mucho más rápido. Nosotros aún disponíamos de tiempo por lo que decidimos volver sobre nuestros pasos por la B100 parando en cada mirador, en cada cala, en cada curva de la carretera, caminar por el monte en busca de solitarias caídas de agua, buscar canguros y koalas. No os cuento más,  pero ese día fue de lo mejor de nuestra ruta por Australia.

Esa tarde la pasamos en Apollo Bay, paseando por el pueblo y por su playa y dormimos allí. El nuevo día amaneció lluvioso, frío y con una rueda del coche pinchada, la anécdota del viaje. Durante toda la mañana hicimos el camino de regreso hasta Geelong, parando de nuevo en lugares que habíamos pasado por alto durante las jornadas anteriores, hasta llegar al aeropuerto donde debíamos dejar el coche.

Great Ocean Road
Aprovechando las últimas horas en la GOR, cada parada un espectáculo diferente... esta vez ¡¡cascadas!!

Final de etapa y conclusiones

1.- Es buena idea coger el coche en Geelong y dejarlo en el aeropuerto, pero tened muy presente la hora a la que salen los buses desde el aeropuerto a  Melbourne (probablemente ese será vuestro siguiente destino) porque solamente hay unos pocos que dependen de los vuelos que llegan a este aeropuerto doméstico. En concreto en  temporada baja había creo cuatro buses a lo largo del día. Que os den el horario para organizaros la vuelta a Melbourne.

2.- Traed un frontal...., está muy oscuro todo por la noche.

3.- Recordad!! Campo de golf en Anglesea para ver canguros a cientos y el desvío al camping de Otway para ver koalas, hasta les podréis dar de comer.... en la próxima entrada os cuento sus menús preferidos, jeje.

4.- En invierno por aquí hace fresquito, lo podéis ver en las fotos, un plumas fino no os sobrará.

5.- Parad siempre que sea posible, en cada rincón hay algo que merece la pena ver.

6.- Disfrutad, disfrutad y disfrutad de cada rincón de la GOR.

lunes, 24 de febrero de 2014

Dive Sites in Koh Tao

Esto es como el dicho aquel de "si me necesitas, silva"... si alguna vez no me encontráis... estoy en Koh Tao.
Estos días, o quizás debiera decir estos meses, se está haciendo algo más difícil el poder actualizar el blog. No obstante, mientras sea por motivos como los que me llevo entre manos, no es todo malo.
Estas últimas semanas, los funcis de la enseñanza andamos un poco de cabeza con el plurilingüismo, ahora resulta que en unos tres meses van a hacer bilingües a todos por mandato divinoo algo así. En fin, yo también estoy estudiando inglis piquinguis en busca de una certificación oficial, pero no cuando porque lo mande el jefecillo de turno, o para concursos de traslados... El motivo es mucho más importante, por lo menos para mí. No quiero volver a sentarme en un tren al otro lado del mundo y dudar un minuto en tener una buena y enriquecedora conversación con la persona que haya a mi lado, no quiero dejar pasar matices en sus palabras ni detalles de su forma de vida, quiero poder perderme todavía más sin pensar si me haré o no entender para volver de nuevo al camino.... Además, la idea de marcharnos fuera un tiempo no se va con facilidad de la cabeza y refrescar un poco el inglés no está de más. Nunca antes me había planteado la idea de salir de España una temporadita pero .... ya sabéis, quizás eche de menos el jamón, pero no tanto "los chorizos" de España.

My new hobby no es lo único que me quita tiempo para escribir en el blog, también andamos metidos de lleno en nuestro nuevo proyecto de viaje que, como siempre, parece superará al anterior.
Desde que volvimos de FITUR andamos mirando y remirando blogs amigos, revisando la documentación que nos trajimos de los lugares que llevamos idea de visitar, buscando vuelos y más vuelos, temas de visados, climas, vacunas nuevas... Dios!! tengo que ponerme las de recuerdo!!, .... - el apasionante viaje que precede al viaje - y que es lo que da color a los días grises del invierno. Entre escribir de los lugares visitados e indagar sobre los futuros, nos pasamos la vida viajando.

Todo esto me ha llevado a plantearme la idea de que no estaría mal dejar breves pinceladas, entre entrada y entrada, con alguna que otra fotografía chula de lugares conocidos y que de alguna manera han influido en nosotros y nos dan el acicate para no parar de viajar.
Por ello, el primer lugar del que os quería hablar brevemente es de Koh Tao, -¡cómo no! y en especial de sus dos puntos estrella de buceo. Chumphon Pinnacle y Sotuhwest Pinnacle.

Chumphon Pinnacle

www.Thaikand diving.net
Situado a unos 5 kilómetros al Noroeste de Nang Yuan, Chumpon es un pináculo cuya profundidad va desde los 20 metros en su parte más alta, y baja hasta los 36 metros. Se trata de una salida por tanto más recomendable para buceadores avanzados, aunque en temporada alta es posible avistar hasta incluso algún turista color bermellón con manguitos. Fuera de bromas, si las condiciones lo permiten, es posible hacer una buena inmersión como colofón al curso de Open Water siempre que el nivel de los buceadores noveles lo permita.

Buceo en pared con unas vistas majestuosas, una visibilidad de incluso más de treinta metros, corales blandos y duros, gorgonias, barracudas, grandes meros, bancos de peces y un fondo tapizado de anémonas con sus peces payaso, muchísima vida marina y además la posibilidad de avistar al gigante Tiburón Ballena.

Southwest Pinnacle

Imagen de Dive md
Situado a unos 7 kilómetros al sudoeste de la isla encontramos este segundo pináculo en importancia en el catálogo de inmersiones de Koh Tao. Buceo en pared alrededor de un pináculo que se eleva desde los 30 metros de profundidad hasta los 17 metros. Es una salida también para buceadores expertos o noveles con buenas condiciones de mar.

Durante esta salida en Sotuhwest pudimos por fin disfrutar de uno de los bichejos marinos que más ganas tenía de ver, el Titan Trigger Fish, un pedazo de pez loro con muy malas pulgas pero de una gran belleza.

Recuerdo estos días en la isla como de los mejores de mi vida. Levantarme a las seis de la mañana, apenas empezado el día, coger la moto desde Sairee y conducir rodeado de naturaleza hasta la playa de Chalok Baan Kao, dejar la moto en la parte de atrás de la casa del Brujo, saludando al pasar al dueño de estas tierras, recoger el equipo acompañado de los estupendos chavales de IHASIA y caminar por el agua hasta el bote que nos llevará nuestro barco - el Caravao -. Por recordar recuerdo hasta el sabor del café de aquel bote amarillo descolorido que nos hacíamos al subir para entrar en calor. 

A los chicos de IHASIA Marta, Toni, Salva, David, Brujo, se os echa mucho de menos.